Sobre el amor

¿Me siento mejor odiando o amando? ¿Qué es lo que me da más salud, vida o inteligencia, amor u odio? La respuesta obvia es amor. Viene a confirma que la creación funciona con amor, porque yo funciono con amor. A medida que aprendemos a ampliar nuestra consciencia, nos damos cuenta que el concepto de odio es simplemente menos amor. Si aquí hay luz y si yo apago la luz, hay sombra. ¿Por qué dios me diste sombra?  Porque tú la apagaste, simplemente.

El amor nos sirve mejor, por lo tanto deberíamos vivir en busca del amor. ¿Por qué no practicamos el amor si es tan bueno?  No hemos acostumbrado a ver el amor como algo externo, como el amor a Dios. Podemos amar a gente que esté lejos de nosotros. Incluso, la gente depende que alguien lejano les ame, que alguien los ame.  ¿Qué hacer para que el amor pase a ser un sentimiento interno y deje de ser una emoción?: Hay que amar a las personas que tenemos cerca.


Tenemos que demostrar el amor a través de gestos concretos con la gente que tenemos al lado, y tratarlas como seres humanos que somos (seres esenciales divinos). Lo externo, títulos, posiciones, no son importantes en cuanto a la esencialidad del ser humano. El llamado es  buscar esa parte más esencial, no las poses ni títulos ni vestimentas, ni religiones, ni culturas que pueda tener.

¿Dónde empezar a buscar sujetos a quien amar? ¿En Palestina, en Africa…? No. Empecemos aquí en el Círculo Aleph, empecemos con nosotros mismos. Los que estamos aquí juntos. Si no empezamos nosotros, es ilusión que desarrollamos el sentimiento del amor, porque si no somos capaces de amarnos nosotros, que tenemos un camino y objetivos comunes, entonces, ¿cómo vamos a amar a los demás?

Hay que aprender a amarlos a todos, en las buenas y en las malas. Porque si no, no es amor.
A veces un estudiante dice, amo al maestro. Y es probable que después  desaparezca, porque es una emoción y no un sentimiento.  (¿Les suena conocido?) La emoción es algo pasajero. Toda emoción pasa, el sentimiento queda y se cultiva.

Tenemos que entrar en nuestro ser esencial para cultivar el amor, cuidar el vínculo y el nexo, hasta que se haga algo permanente. ¿Cómo se cultiva? Se cultiva en el servicio desinteresado; es en los actos cotidianos donde se cultiva, con las pequeñas acciones, no con las emociones cumbres. El amor se demuestra en el quehacer cotidiano. No es algo sin importancia, no es para ganar algo concreto.

Entre nosotros hay oportunidades prácticas de manifestar amor: cuidando la sede, atendiendo secretaría, consiguiendo hermanos, contestando el teléfono, contestando un e-mail, invitando a los ausentes, abrazando a los presentes...  Si estos gestos se expresan con amor, tienen una fuerza poderosa, porque les llega al alma de las personas. Les llega tan fuerte que puede durar años. Aquí hemos tenido gente que los he encontrado después de 15 años porque le mandamos una carta, cuidada, con los medios de hace 15 años, pero con amor. Y la gente no lo olvida. Y lo que dije en la radio con amor, la gente no lo ha olvidado, y lo que dije en una conferencia, no lo ha olvidado.

La vida nos pone a prueba muchas veces. Pero con amor, todo se supera. A veces, algunos nos dan odio, sin embargo los sigo amando. Ya no me despiertan sentimientos contrarios al amor. Sé que todos lo pueden ir logrando, lo sé y lo veo en cada uno de ustedes. En la medida que han estado un tiempo para estar en grados más altos y han empezando a poner algunos gestos de amor, lo han ido cultivando. Tenemos muchos defectos individuales, pero como grupo vamos progresando y dejando más amor en el mundo, resolvemos mejor los conflictos que antes. Los que se han enfermado se han recuperado mejor que antes, otros se han enfermado menos.  Los que han pasado con situaciones trágicas, lo han superado más fácil.

Por eso nuestras Ordenes no tendrían existencia sólo por sí mismas si no tuvieran un lugar donde aplicar esas enseñanzas con amor hacia la gente, esto es lo que hace Círculo Alpeh, es lo que nos permita la SPPM, el Círculo Éxito Mental, los cursos, las grabaciones. Cuidamos cada detalle para hacerlo con cariño.
Todavía hay gente con personalidad mu contaminada y su personalidad no razona, pero su ser espiritual sí capta esas vibraciones y quizás un día, quizás lo tengamos entre nosotros.

El secreto está mucho más cerca de lo que pensamos.

Empecémoslo con nosotros. Aunque sea porque lo vamos a pasar mejor. Perdonemos las imperfecciones y las ofensas, veamos el lado positivo de cada uno, hagamos servicio en conjunto, hagamos servicio a las personas… ¡qué lindo! Ustedes lo han vivido: cuando hacemos servicio nos sentimos felices y recibimos más de lo entregado. Cuando se entrega con altruismo, siempre se recibe más, ¡siempre!

Un lindo gesto es que nosotros devolvamos algo de lo que hemos recibido. ¿Cómo?, consiguiendo hermanos y, alumnos. Aquí hay gente que viene hace tiempo nada más que para disfrutar la vibración del lugar. Un gesto nuestro puede impulsarlos a expandir su consciencia. Hagámoslo ahora, ¿para qué esperar al fin de semana, a las vacaciones, o a jubilar? Ahora es cuando hay que hacer las cosas.

Recordemos la oración “Amor a todos los seres”.  Amor a todos los seres, no a algunos sí y a otros no. Este es el gran secreto de la felicidad, la salud y la iniciación real. Es lo que nos conecta con las jerarquías espirituales. Lo demás es sólo filosofía (sin mirarla en menos). La acción y la práctica es lo que nos redime y nos inicia. No hay otra posibilidad.

Serval Dion-Fortune
Semana del Amor 2003

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buen tema gracias. Vinka

Anónimo dijo...

. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Publicar un comentario

¡Tu comentario es muy importante!